Noticias

Los wearables, el complemento perfecto para tu móvil

Repetidores móviles

Los wearables y su origen

El primer dispositivo que marcó un hito en el campo de los wearables fue las Google Glass, unas gafas dotadas de una pequeña cámara integrada capaz de recoger información visual en tiempo real, recibir órdenes verbales y ofrecer imágenes con la información requerida que se mezclan con lo que estamos viendo (realidad aumentada), así como también proporcionar audio mediante un pequeño auricular. Con conexión a Internet a través de un móvil o por WiFi, las Google Glass son un nexo perfecto entre nuestro cuerpo y el ciberespacio.

Tipos de wearables

Actualmente existe un sinfín de dispositivos dedicados a poner nuestro cuerpo en contacto con nuestro móvil, con otros dispositivos y con Internet:

  • Gafas: aparte del ya comentado proyecto de Google, existen otros de la mano de grandes marcas, como las gafas inteligentes de Sony (realidad aumentada compatible con móviles Android) o las gafas con visión holográfica Hololens de Microsoft.
  • Pulseras cuantificadoras: pueden contar tus pasos, medir tu frecuencia cardiaca o la calidad de tu sueño, transmitiéndolos al software de tu teléfono, que puede interpretarlos y almacenarlos en Internet. Algunas disponen de pantallas o displays para que puedas recibir mensajes o llamadas (manos libres) desde tu teléfono.
  • Relojes inteligentes (smartwatches): con muchas más funciones que las pulseras cuantificadoras, y completas pantallas táctiles de alta resolución. ¿Apple Watch o Android Wear? la mayoría de los fabricantes de telefonía móvil y electrónica de consumo tiene ya su apuesta en el terreno de los relojes inteligentes. Algunos con acabados de lujo, otros cuyas funciones pueden ser controladas con gestos o giros de muñeca … pero todos con llamativas esferas y permanentemente conectados a nuestro móvil.
  • Anillos inteligentes: algunos cambian de color cuando recibes un mensaje en el móvil, otros, como el Nod, son capaces de reconocer patrones de gestos y transmitirlos a nuestro móvil, ejecutando acciones, escribiendo “en el aire” o controlando otros dispositivos.

Ropa, calzado: ropa deportiva o de trabajo que incorpora sensores que recogen parámetros biométricos, como la temperatura de nuestro cuerpo o del ambiente, transmitiéndolos y generando, por ejemplo, una alerta en tu móvil, si la temperatura del bebé es demasiado elevada.

Repetidores móviles

¿Para qué se utilizan?

Los campos de aplicación de la tecnología wearable son tan diversos como variada es la oferta en el mercado:

  • Ocio: este es desde luego el campo más amplio. La interacción con aplicaciones de realidad virtual (o aumentada), mensajería, videojuegos, música o vídeos es casi ilimitada.
  • Salud: monitorización deportiva, aplicaciones de control de peso, control del nivel de glucosa (sin pinchazos), etc.
  • Seguridad en el trabajo: cámaras en los uniformes de policía capaces de grabar hasta 12 horas de vídeo o, por ejemplo, el casco para bomberos C-Thru, que ayuda a “ver a través del humo”, mejorar la comunicación en situaciones de emergencia o monitorizar temperaturas o exposición a ciertos gases.
  • Medicina: desde grabar en calidad HD una intervención quirúrgica hasta recibir en tiempo real en plena operación datos del paciente, todo esto es posible con dispositivos como las Google Glass. Los sensores en ropa o complementos pueden recoger grandes cantidades de datos (Big Data) y así ayudar a controlar o prevenir enfermedades y epidemias.
  • Oficina: la necesidad de comunicación permanente hace un hueco a estos dispositivos en el entorno empresarial. El uso de los wearables incrementa la eficacia y la productividad en el trabajo, e incrementa la participación de los empleados.

El papel que juegan los teléfonos móviles inteligentes en el despegue de los wearables es importantísimo. Para muchos de estos dispositivos, el móvil es la vía de entrada a Internet o el origen o destino de los datos o alertas, incluso muchos de estos dispositivos no tendrían mucho sentido ni utilidad sin estar ligados al móvil.
Puede que tú mismo ya estés inmerso en esta revolución y ni siquiera te hayas dado cuenta… mírate, ¿ya tienes tus wearables?

Deja un comentario